Los beneficios de la dieta mediterránea en el cerebro

Según una nueva investigación, seguir la dieta mediterránea ayuda a las personas a conservar el volumen cerebral. Para la investigación, se exploraron los cerebros de 967 personas escocesas alrededor de los 70 años de edad. Tres años después, 401 regresaron para una segunda exploración. En la prueba se les preguntó si habían seguido estrictamente la dieta mediterránea. Los resultados mostraron que los sujetos que siguieron la dieta habían conseguido una menor pérdida de volumen cerebral.

La Dra. Michelle Luciano, primera autora del estudio, explicó:

“A medida que envejecemos, el cerebro se encoge y perdemos células cerebrales que pueden afectar el aprendizaje y la memoria. Este estudio evidencia que la dieta mediterránea tiene un impacto positivo en la salud del cerebro”.

Sin embargo, a diferencia de estudios anteriores, no se observaron diferencias entre comer pescado o carne. Otros estudios han sugerido que un mayor consumo de pescado y un menor consumo de carne son mejores para la salud del cerebro.

El Dr. Luciano dijo:

“Es posible que otros componentes de la dieta mediterránea sean responsables de esta relación, o que sea debido a todos los componentes en combinación. En nuestro estudio, los hábitos alimenticios se midieron antes que el volumen del cerebro, lo que sugiere que la dieta puede ser capaz de proporcionar a largo plazo la protección del cerebro. Aún así, se necesitan estudios más amplios para confirmar estos buenos resultados”.

Ingredientes de la dieta mediterránea

Aquí hay diez ingredientes típicos de la dieta mediterránea:

  • Vegetales de hoja verde
  • Otras verduras
  • Nueces
  • Bayas
  • Habas
  • Granos enteros
  • Pescado
  • Aves de corral
  • Aceite de oliva
  • Vino

La dieta mediterránea tiene relativamente poca carne roja, pocos productos lácteos y utiliza el aceite de oliva como la fuente más grande de grasa. Además de los beneficios relativos al volumen del cerebro, a la dieta mediterránea también se le ha otorgado en varias ocasiones un efecto protector contra la depresión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *